Deliciosa y Refrescante

20070319170349cocacola2Para hablar de la gran multinacional de Coca Cola tenemos que hablar de dos personajes importantes: en primer lugar, de su inventor ; y en segundo lugar el que  le dio valor de marca, el que creó el nombre y diseñó el logotipo que en el caso de Coca Cola incluye únicamente tipografía.

John Stith Pemberton nació en Knoxville (Georgia) en 1831. Cumplidos los 17 años, asistía a la Escuela de Medicina Botánica del Estado de Georgia. Angelo Mariani, un empresarioJohn_Stith_Pemberton corso, creó en 1863 el “Vin Mariani”, el verdadero precursor del “French Wine Coca”, creado por Pemberton y a la vez precedente de Coca-Cola. Antes de Coca-Cola, Pemberton tenía en el mercado diversos productos que le proporcionaban suculentos ingresos. Entre ellos el “Gran Vigorizante del Dr.Sandorf” o el “Eureka Oil”, todos ellos compuestos medicinales y patentados. Como inventor y farmacéutico, Pemberton tenía acceso directo al mundo de las drogas, no sólo a la cocaína y la morfina sino también a la marihuana.

En un principio y dadas sus características medicinales, Coca-Cola se vendió por primera vez en bares que no servían bebidas alcohólicas, y que, en la mayoría de las veces, formaban parte de las boticas y farmacias de la época.

Frank Robinson, nació en Corinto (Maine) en 1984, era contable del Dr. John Stith Pemberton.  Este hombre es el héroe olvidado de Coca-Cola. Fue quién le dio el nombre a frankrCoca-Cola, diseñó el logo utilizando para ello la caligrafía spenceriana optando por la combinación de dos de los ingredientes del compuesto (hojas de coca y nueces de cola), que le daban un sonido aliterado y utilizado por primera vez en un anuncio el 16 de Junio de 1887 y fue también el primer fabricante del producto final.

En sus comienzos, fue introducida comercialmente como “un tónico efectivo para el cerebro y los nervios” .En el primer año de vida de la bebida, el gasto total en publicidad rondaba los 150$. Se utilizaron los tranvías de Atlanta para llevar su publicidad y Robinson hizo imprimir unos cupones con consumición gratuita para los locales y bares donde se servía Coca-Cola con tal de promocionar la bebida y a través de la guía de direcciones de Atlanta los mandó por correo. Sin saberlo, acababa de inventar uno de los sistemas de publicidad más conocidos y utilizados en la actualidad: había creado lo que hoy conocemos por “mailing”. Era el año 1887.

1Además de hablar de la historia del logotipo de Coca Cola y de sus estrategias publicitarias es importante hablar  también el packaging, comúnmente conocido como la botella. Se probaron diversos envases pero ninguno proporcionaba ninguna de las condiciones impuestas por la compañía. Tenía que cumplir una sola premisa: que fuera reconocida inmediatamente, a oscuras, por un invidente e incluso rota. El pueblo añadió todo lo demás… no es cierto que la forma estuviera inspirada en el cuerpo de una mujer, aunque la tradición popular uniera las formas míticas de la famosísima actriz de la época Mae West con las curvas de Coca-Cola. Desde entonces, incluso hoy en día, a la botella se la conoce popularmente en Atlanta como “le Grand Damme”. La empresa, harta ya de imitadores, decide que ya es hora de modificar el envase, para diferenciarse de una vez por todas de los competidores. En Junio de 1915 la empresa Root-Glass a través del artesano Earl Dean, busca en las páginas de la Enciclopedia Británica ilustraciones de los ingredientes que contiene el refresco que inspiraran de algún modo el diseño de la botella. Una ilustración del grano del cacao llama inmediatamente su atención y la forma aflautada le da la idea. Fabrica unas cuantas muestras antes de cerrar el horno, que dejaba de trabajar en la temporada estival… y se consuma el error. En ningún momento el cacao ha figurado entre los ingredientes de la formula original de Coca-Cola. El bueno de Earl, con las prisas, confundió la hoja de cacao con la hoja de coca y creó, sin imaginárselo, el envase más conocido del mundo.Coca-Cola_Christmas6

Entre algunas de sus curiosidades fue que esta marca creó numerosas cosas cotidianas que no se tienen en cuenta. Cosas tan habituales hoy en día como el pack de seis botellas, creada en 1923, el dispensador automática de botellas, presentado en la feria Mundial de Chicago en 1933, o algo tan normal e insustituible como el arcón frigorífico, son sólo una muestra de esos “inventos” que están al alcance de nuestra mano sin saber que fueron creados por o para Coca-Cola. Además sorprendentemente el Papa Noel que conocemos hoy en día debe su imagen a la Coca Cola. Una última curiosidad, aunque existen muchas más, es que una lata de Coca-Cola contiene el equivalente a 10 cucharaditas de té de azúcar, la tercera parte de cafeína que una taza de café y la misma cantidad de ácido fosfórico que un zumo de naranja. Por lo tanto su acidez no daña el estómago, ni su dulzor produce caries, y la cafeína ayuda a la secreción estomacal, aunque si es verdad que es ligeramente adictiva si se consume con exceso.

Gracias a un doctor que la fabricó y a un contable que la presentó, la “chispa de la vida” hoy se disfruta en todos los lugares que uno pueda imaginar. Por último añadir que si alguno que lea esto sabe cual es la formula de este refresco que lo haga saber, sino seguiremos investigando. Y recordar que: “Todo va mejor con Coca Cola”.